domingo, 11 de septiembre de 2011

Pollo en Bolsa jugoso y sabroso apto para dietas






Ya me estoy empezando a preocupar. Sólo me vienen a la mente ideas dulces para el blog y eso no pude ser, así que ahí va una idea para las que estamos a dieta, una comida muy sabrosa y sin una gota de aceite… ¿no os lo creéis? Pues no os miento… El pollo en Bolsa al horno es lo que tiene. Hará unos meses que lo descubrí, mirando en el supermercado novedades. He de confesar que al principio no me hizo ninguna gracia pues el plástico, quieras o no se tiene que derretir y la química se mezcla con las comidas, etc… Pero bueno, que al final lo probé para variar un poco el menú de adelgazamiento. No había otra cosa que hacer así que…, bueno, me convenció. Lo suelo preparar cada dos semanas o así, pero que podría ser semanal perfectamente y con los nuevos sobres, hasta se puede preparar pescado. No lo he probado así que ya tengo algo pendiente para próximos días. Es bastante sencillo y en dos pasos se tiene un pollo jugoso, con salsita incluida. La receta principal es para un pollo entero, limpio, pero yo lo hago con tres pechugas deshuesadas y sale jugoso, ya veis la fotografía, ¡a que sí!

Paso a detallar los ingredientes:

3 pechugas de pollo deshuesadas o un pollo entero limpio

Una caja con el preparado especial para cocinar en bolsa…

Preparación:

  1. Colocar el pollo limpio o las pechugas de pollo enteras dentro de la bolsa. Colocar dentro los polvos que vienen dentro de un sobre. Se le puede añadir un chorrito de aceite y una cuchara sopera de vino blanco, en mi caso, porque como quiero menos grasas posibles, le he puesto una cuchara sopera de agua.
  2. Cerramos la bolsa con la mano y agitamos bien, hasta que impregnemos la carne con el preparado especial.
  3. Cerramos con la brida que nos viene dentro de la caja, no usar otra pues esta es especial para resistir altas temperaturas, al igual que la bolsa. Pinchar unas cuantas veces con un cuchillo para ayudar a que salga el vapor.
  4. Colocar en la bandeja del horno, yo lo he puesto en una fuente de cristal y meter en el horno a una temperatura máxima de 200º Durante una hora. No aumentar la temperatura pues la bolsa no resiste más calor.
  5. Poner en el medio, no muy arriba pues la bolsa se puede inflar y no debe tocar ninguna parte del horno. Calor arriba y abajo. No poner grill ni ventilador.
  6. Cuando ya ha pasado el tiempo, con cuidado retiramos la fuente de cristal y la dejamos fuera del horno enfriar diez minutos. Cuidado con la bolsa, cuando la vayamos a abrir pues quema. Colocar en un plato y empezar a comer.
No tiene más, sólo tener cuidado a la hora de sacar del horno y de abrir la bolsa. No subir más la temperatura recomendada y controlar el tiempo de cocción. Sea para un pollo entero como para dos, tres pechugas deshuesadas el tiempo es el mismo, una hora.

A ver si pruebo el pescado y os lo cuento. Para ser una comida donde no se ha utilizado ni una gota de aceite parece que no sea de dieta, ¿verdad?

Hasta luego!!

8 comentarios:

Raquel dijo...

Buena idea la del pollo, me la llevo.

Gemma dijo...

Tinc pendent des de fa molt temps provar aquestes bosses de cocció, ha de quedar un pollastre molt més gustós. Ara que m'ho has fet recordar, aniré a comprar les bosses!

Arham dijo...

una idea estupenda para hacer este pollo, y que valaga para una dieta.
saludos

garlutti dijo...

Hola Maria Jose ...que receta mas rica y una idea estupenda para no manchar ..te sigo y te invito acompartir mi espacio y blog ..saludos MARIMI

Ingrid dijo...

Una receta deliciosa!!te ha quedado muy sabroso!
Un beso fuerte

mar dijo...

que guay no?????? no tenia ni idea de que exisitiera esto! lo que no haya en mercadona...jaajaj me encanta a ver si lo prueblo sin falta, un besuco

Arham dijo...

Buenas, te voy a pedir un favorcillo ¿Podrías pasarte por mi blog y votar alguna foto, que es para un concurso de mis alumnos? Gracias

moras y frambuesas dijo...

¡A mi me pasa lo mismo con los dulces, te comprendo perfectamente!
Se ve muy jugosito!
Bsss