viernes, 2 de septiembre de 2011

Bundt Cake marmolado de chocolate y naranja


Hooolaaaa… ¿Os acordáis de mi?.., jajajaja Espero que sí. Bueno, a la tercera irá la vencida o eso creo. ¿Cuántas veces me he sentado frente al ordenador, he buscado recetas porque me sentía inspirada y al final se quedó todo en la libreta, sin más, esperando a que la llevara a la cocina y la manchara con algún aceite o azúcar? Pues más de la que os pensáis. Llevo tiempo deseando empezar de nuevo, seguir con esta bonita afición, pero entre una cosa y otra no he podido. Me despedí de todos vosotros durante un tiempo, sin determinar, porque aparte de haber cumplido uno de mis mayores sueños (ser madre), donde necesitaba dedicarme más a él, había decidido hacer un cambio en mi vida, ponerme a dieta. Por ello no vi compatibilidad con el blog, así que me dije que lo dejaba por un tiempo pues cada vez que pensaba en hacer una entrada lo único que me venía a la mente eran dulces. Y lo conseguí. Bueno, he perdido 11 kilos que se dice muy pronto. La verdad es que me ha ido muy bien y no he pasado hambre. Ahora mismo estoy de mantenimiento pues con el verano, vacaciones, ir de aquí para allá era imposible seguir la dieta estricta. Así que ahora voy quilo arriba quilo abajo. Para septiembre cuando regrese la total normalidad haré otro intento y a ver si puedo perder otros 8 quilos más o menos. Me siento mucho mejor. Dicen que las personas tenemos que conformarnos tal y como somos, que tenemos que ser felices aunque tengamos sobrepeso, pero he de decir que la autoestima, la energía, la alegría me ha aumentado mucho más cuando por fin puedo ponerme dos tallas menos de pantalón. ¿Superficial? Tal vez, pero es lo que pienso. ¿Por qué me tengo que conformar con esos quilos de más? Soy feliz, pero ahora un poquito más. Lo que ahora tendré más trabajo mental pues me he propuesto no pasar de los quilos en los que me encuentro ahora y sí rebajar un poco más. No sé hasta dónde llegaré, si cumpliré del todo o no mis propósitos. Ahora me encuentro bien, hacía años que no pesaba lo que ahora. Lo importante es no aumentar el peso.

Y dicho todo este rollo que os he soltado, paso a publicar una receta que hace tiempo realicé, justo antes de ponerme a dieta. La vi en el blog de Bea y me gustó nada más verla. Tenía ganas de intentar de nuevo el marmoleado pues siempre que lo he preparado no me ha salido como quería y en esta ocasión todo ha salido perfecto. Entre los tres que habitamos en casa y podemos comer de todo liquidamos el dulce en menos de dos horas. Un poquito por aquí, otro por allá. No sé cómo sabe al día siguiente pues ya os he dicho que no duró nada. Por ese motivo también decidí dejar el blog, porque no podía ser que se me antojara todo lo que veía. Es que los blogs se están superando día tras día, con esas recetas tan tentadoras y esas fotografías tan reales, que parece que vayan a salirse de la pantalla. Cada día hay más calidad en las páginas culinarias y siento también que me voy quedando un poco atrasada en ese aspecto, pero bueno, que no se puede tener todo en esta vida. Poco a poco iré retomando el tema de la fotografía, es decir, el hacer el plato y echarle la foto encima del mármol intentaré que no sea así, sino, prepararme el escenario, los focos, el papel adecuado… Buf…, ya me estoy estresando, jajajajaja Y es que esto no es sólo emplatar y punto. Hay que tener una buena imagen pues ya que no se puede catar, que entre por la vista ¿no? Bueno, os paso a detallar la receta. Como os he dicho, es de Bea “El rincón de Bea” un Bundt Cake marmolado de chocolate y naranja.

Ingredientes

250 gr de mantequilla (a temperatura ambiente)

300 gr de azúcar

4 huevos

315 gr de harina (tamizada)

2 cuharadas de levadura Royal

¼ cuchara de postre de sal

160 ml de leche (a temperatura ambiente)

¼ cuchara de postre de ralladura naranja

¼ cuchara de postre de extracto de naranja (yo le puse de vainilla)

30 gr de cacao puro Valor

60 ml de agua

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180º y engrasar el molde con mantequilla (derretir en microondas y con ayuda de un pincel empapar el molde, pero que no quede muy graso. Si es de silicona el molde no hace falta)
  2. Añadirle a la harina ya tamizada la sal y la levadura, volver a tamizar todo junto.
  3. Mezclamos el agua y el cacao bien hasta que consigamos una crema sin grumos.
  4. Separar las yemas y las claras. Éstas últimas batirlas a punto de nieve y reservar.
  5. Batir la mantequilla junto al azúcar, hasta que quede una mezcla blanda. A continuación añadir las yemas una a una, ligeramente batidas. Mezclar bien antes de añadir la siguiente yema.
  6. Añadiremos un tercio de la mezcla de la harina. (Bea nos dice que en las recetas hay que añadir los ingredientes secos (harina, levadura, cacao…) en tres veces y los líquidos (leche, agua…) en dos, en pasos alternos. Es decir, que añadiremos un tercio de la mezcla de la harina con la levadura y la sal, mezclar un poco y añadir la mitad de la leche, mezclar, añadir otra vez la mitad que nos queda de la harina, mezclar, añadir lo que queda de la leche y terminar con la harina otra vez. Así se integra más los ingredientes a la masa.
  7. Añadir en tres veces las claras a punto de nieve reservadas.
  8. Dividir en dos la masa. A una de ellas le incorporamos la ralladura de naranja y el extracto y a la otra el agua con el cacao.
  9. Para colocar en el molde, echamos un poco de masa de naranja y encima un poco de cacao. Otra capa de naranja y encima otra de cacao, así hasta que nos quedemos sin masa. Alisar la superficie. Cogemos el molde y le damos unos golpecitos suaves contra el mármol de la cocina para asegurarnos de que no tiene aire y que se ha mezclado bien.
  10. Hornear 50-60 minutos, sin abrir el horno. Ese es el tiempo que siempre necesito para que quede perfecto, ni más ni menos. A esa temperatura inicial. Cuando pinchemos con un palillo y veamos que sale seco ya podemos apagar el horno.
  11. Sacar y dejar 10 minutos refrescarse dentro del molde. Pasado el tiempo sacar del molde con mucho cuidado de no quemarnos y dejar enfriar sobre una rejilla.

Y ya está. Está muy bueno, esponjoso, y con un saborcito… la mezcla del chocolate y la naranja… mmmmm la próxima vez lo haré con el extracto de naranja pues apenas se lo noté. Y tengo que acostumbrarme a echar menos extracto de vainilla pues es muy potente. Lo compro en una tienda marroquí del barrio. Salen unos bizcochos y galletas deliciosos, pero tengo que aflojar más. Deja un olorcito a la casa agradable, pero el sabor, para mi gusto, resulta fuerte. A mi contrario le gusta mucho, pero intentaré suavizarlo más la próxima vez.

Próximo reto… Cupcakes… jajajajajajaja Ya veremos qué tal sale el invento… Os lo mostraré, espero que sea pronto!

Hasta luego amigos!!!







Receta sacada del blog:

No hay palabras para describir su trabajo. Es conocida por todo el mundo por sus tutoriales, recetas estupendas, su forma de expresarse. Cada cosa nueva que trae me engancho a todo lo que cuenta y es que nos hace la faena más fácil. Leerla siempre es un placer y engancha... Gracias! 

Y la imagen que me enamoró:

7 comentarios:

Gemma dijo...

M'alegro que tornis a ser aquí de nou! Tots necessitem descansar per recuperar energies i dedicar-nos a tot allò que és important de veritat. Ànims!
Mentrestant, aquesta recepta em sembla fantàstica i molt vistosa, ha de ser boníssim per esmorzar amb el cafè amb llet un diumenge d'aquells que tens temps...

Raquel dijo...

Feliz vuelta! Y por la puerta grande con esta receta. Felicidades por dedicarte a esa maternidad.

Chocolat dijo...

Enhorabuena por todo lo que has conseguido y gracias por la receta!!!
Un beso
paloma
www.chocolatmalaga.blogspot.com

Paco dijo...

Buenas tardes Mª José. Estupendo bizcocho el que nos has preparado hoy, te ha quedado con una pinta inmejorable al igual que el corte que tiene.

Buen fin de semana.
Un saludo Paco

Maria José dijo...

Hola!!! muchas gracias por vuestra bienvenida. Gracias por hacer que mi lugar siga vivo... Por cierto, no sé qué me pasa con los comentarios que os quiero dejar a algunos en vuestro blog uno y no me deja. Me sale algo como que no puedo. Sólo me deja si pongo anónimo pero algunos de vosotros tenéis configurado que los anónimos no dejen comentarios... No sé cómo solucionarlo, si alguien me echa una mano... Hasta luego!!!!
María josé

Maria José dijo...

Raquel, a la única que no le he podido dejar comentario es a tí..., así que..., te escribo más o menos lo que te he puesto y que luego no se ha grabado... Besos!!!

No sé si podré dejar comentario... Bueno, que ya estamos de vuelta... ¿Y tú?... Para cuando? ya estás tardando, jajajajaja Es envidia, pero de la sana, ehhhh? Me alegro de que disfrutes de la familia, eso tendríamos que hacer más de uno, dejar el trabajo a un lado y marchar lejos, muy lejos... Pero bueno, de mientras, disfrutamos como podemos...
Un beso guapa y hasta pronto... Vendré a por la receta de los cupcake de limón que me han gustado mucho... No por lo de madre estresada, jajajajaja, si no por la buena pinta que tienen...
Besos
María josé
www.cocinandocongusto.com

Arham dijo...

Bienvenida, menos mal no he parado de mirar si volvias a publicar, ya veo que si, que bien, me alegro de tu vuelta. La receta genial, una gran entrada.
Un saludo