domingo, 2 de noviembre de 2008

Menudo atracón... Ahora unas simples manzanas asadas


Después de un atracón de comida..., buag..., qué mejor que hacer una mini depuración... Los panellets estaban muy buenos, pero mi estómago se empachó de tal manera que ahora no me entra nada. Me apetece cosas fresquitas y blandas. No quiero ni pensar en la navidad..., me tendré que ir preparando...

La fruta es una asignatura pendiente en mi dieta. No hay manera de que me coma una pieza al día. Después de las comidas, como postre, no me sientan bien. Las tengo que tomar a media mañana o de merienda y estas dos comidas no las realizo en ningún momento. Desayuno, como y ceno.

Así que, he ideado un "truco" para que me entren mejor. Si no es por la boca, deberá de ser por los ojos. A Marina intento darle este alimento, y por ello, le debo de dar ejemplo, así que recuperé la receta de mi abuela materna y realicé estas simples manzanas al horno. El resultado me gustó. Le hice unos cambios, como extraer el corazón, ya que me daba palo escupir los huesecillos y no le puse azúcar por encima, algo que le da más gusto, pero que intento evitar a toda costa. He de decir que mi cocina se impregnó de añoranza y ternura al recordar este dulce olor, como en casa de mi abuela... "Por un momento regresé al pasado, cuando era niña. Los días que pasaba en su casa junto a mis primos, sin prestar atención a nada más que no fueran nuestros juegos. Mi prima era la que nos metía en líos, yo la que siempre les hacía ver la locura que íbamos a cometer y mi primo, el que siempre se dejaba llevar por la aventura"... Suena el timbre del horno..., ya han pasado los 20 minutos. Despierto y vuelvo al presente... Mis primos no están a mi lado. Uno anda en el trabajo y la otra..., a saber dónde... Marina me tira del pantalón, y me dice : "Mama, eso que es?" La merienda cariño..., venga!, vamos a la trona..." Le retiro la piel y con el tenedor aplasto sus carnes. Marina aún no mastica muy bien, así que le tengo que ayudar.
Miro a Marina como se come la primera cucharada de manzana. No le hace mucha gracia, así que le añado azúcar, la pobre no tiene que pagar aún las consecuencias de una dieta. Parece que su cara cambia y se le dibuja una bonita sonrisa : "mmmm, gustaaaa" Al menos hago algo bien en esta vida, intento darle a mi hija una alimentación sana. Le intento demostrar lo que esta bien y lo que esta mal, con ejemplos que ella pueda llegar a entender para su corta vida. Pero sé que todos estos esfuerzos tal vez sean en vano y que cuando ya vuele del nido ella emprenda otro camino. Ahí no podré hacer nada más que ser una mera espectadora y ver como su vida fluye de una manera natural, respetando las normas que todos intentamos marcar para llevarnos bien o por el contrario, que las quebrante y caiga en picado por un precipicio sin fin... Eso está en sus manos y yo lo que puedo hacer es enseñarle a ser una persona digna, que valore a los demás y que aprenda a querer y respetar.
Bueno, lo que dan de sí unas simples manzanas asadas... Hasta luego amigos.

13 comentarios:

aandara dijo...

Lo bueno de esos momentos es que quedaron guardados en nuestros corazones y cualquier aroma, puede despertarlos y hacernos volar al pasado.
Una delicia tus manzanas
Un beso
Amalia

Silvia dijo...

Bien una cura depurativa no viene mal de vez en cuando. A mi no sé que me pasa últimamente que no paro de comer y comer y comer.

Besos.

cibercuoca dijo...

Hola Maria José, leí todo tu relato, empezando por las manzanas, siguiendo por la abuela, los primos, la niña ... tu relato son como pensamientos en voz alta compartidos.
Besotes a las dos

LOLA dijo...

Me encanta cuando leo un post y aparte de una receta leo los pensamientos,recuerdos y reflexiones al menos a mi me hacen sentir como mas unida a la persona que escribe.Por cierto yo desde que tengo a mis pequeños con eso de dar ejemplo como cosas que antes mi madre sudaba la gota gorda para que me los comiese...un beso

Delicias dijo...

En casa ayer tuvimos cumpleaños y tambien estamos hoy a base de sal de frutas y haciendo ayuno necesario. Quien fuera Marina para comer unas manzanitas asadas.....aunque lamentablemente nos pedimos dosis doble de sal de frutas.
Gracias por compartir tus pensamientos y sentimientos con nosotras.
Muchos besos para ti y muchos más para Marina.

Dolorss dijo...

Hay una cosa que no megusta, dices: "al menos hago una cosa bien en esta vida", no, no, no...haces un montón de cosas bien además de dar una buena alimentación a tu Marina, de acuerdo?
Esas manzanas debían saber a gloria, y con azúcar, claro que esta buena y le gusta, ja, ja, ja,... golosa marina!!!
besos

Maria José dijo...

Hola Aandara, lo mejor que tenemos son esos recuerdos. Si no fuera por ellos creo que no seríamos nadie. Besos!!

Silvia, estoy todo el rato dando vueltas para el frigo, abro y cierro porque cuando veo lo que hay... con la dichosa dieta, me echo para atrás. Suerte a que llueve tanto y el Mercadona está cerrado, que si no algún turrón de estos navideños iban a parar a la cesta... Saludos.!!

Hola Cibercuoca, y porque el tiempo me apuraba que si no sale el perro, el gato, jajajaja No, porque no tengo animales, que sino..., jajajajaja Besos!!

Hola Lola, lo que iba a ser una simple entrada ha resultado ser un trocito de mi alma... se me escapó del tarro... También me acuerdo de cuando mi madre me hacía comer..., pobrecilla... ahora la entiendo, después de 25 años... Jajajaja Besos!!

Delicias, ya he visto vuestras empanadillas... sales de frutas por un tubo, jajajajaja Menuda comilona, que envidia... Ahora a reposar unos días que llega Navidad!!!! Besos

Gracias Dolorss por tus palabras, algo más haré, seguro, sino, no tendría a estas personas tan maravillosas a mi lado, se hubieran cansado de mi, jajajaja
Marina ha salido golosa como su padre, jajajajaja A mi me gustan más los bocadillos de chorizo con su tomate y su aceite..., mmmmm Besos guapa!!!!!!!!

Ivana dijo...

Me encantan las manzanas asadas y ese dulce que desprenden! Y seguro que haces muchas más cosas buenas, como estos relatos de recuerdos!!!
¡¡¡Cuanta lluvia!!1 eh!!1

CARMEN dijo...

Bonito relato!!
Esos recuerdos que se quedan grabados en nuestra memoria, y nos hacen recordar viejos tiempos con mucho cariño.
Muy buenas esas manzanas.

besos

Su dijo...

Que bonito por favor...no solo la foto...sino le mensaje.
Mil abrazos

Carmen dijo...

Hola, es muy bonito recordar los buenos momentos.
Las manzanas deliciosas,me encantan.
Bueno espero te regalen la thermomix ja ja.

Un besazo.

La Cocina mia dijo...

Es hermoso recordar la niñez, sobre todo si viene acompañado del sabor de antaño.

Saludos

elo-cocina dijo...

Unas simples manzanas asadas, deliciosas, ñadó.