lunes, 23 de enero de 2012

Patatas gratinadas con bechamel y beicon




Un día, mientras pensaba en la comida de navidad me entraron ganas de probar unas patatas al horno, con bechamel. Parecía más bien un antojo, así que cuando vinieron unos amigos a comer a casa (el día de la ternera con salsa de cebolla caramelizada) les hice probar mi “invento” no estuvo nada mal, pero como la patata la había hervido antes de meter en el horno, le faltaba algo. Se puede comer perfectamente, es más saludable incluso, pero es que luego probé con patata frita y no había comparación. Tengo una mandolina de hace un tiempo y aún no la había usado. De patatas gastamos pocas, más bien para hervir junto a judías u otras verduras. Así que me puse la mandolina por delante y empecé a cortar dos patatas grandes al máximo grosor posible. Las freí en abundante aceite caliente, sin que quedaran tostadas y me salieron de rechupete… Pero os detallaré más abajo la preparación, por si alguien se la quiere anotar. Queda estupendo como acompañamiento o como primer plato. ¿Os apetece?

Ingredientes:

Dos patatas grandes. La cantidad variará dependiendo del recipiente que vayamos a utilizar.

Sal

Beicon a tiras

Un cartón de bechamel ya listo para usar o mejor la bechamel que hagáis en casa

Queso para fundir, o para gratinar, el que más os guste. En casa nos encanta el que se funde, que muy caliente estiras y se ven unos hilos gigantes…

Preparación:

  1. Pelamos las patatas y las cortamos a rodajas, finas, pero sin pasarse pues las vamos a freír y no tienen que quemarse. Una mandolina os servirá de gran ayuda. En los chinos las venden y no son tan caras.
  2. Ponemos en una sartén bastante aceite de oliva y cuando esté muy caliente le añadimos las patatas. Lo tenemos que hacer en varias veces, no es aconsejable llenar la sartén hasta arriba de patatas pues si ponemos “una capa” se hacen más rápido y no se queman.
  3. Ponerlas una vez se hayan hecho, el punto exacto antes de tostarse, sobre papel absorbente.
  4. Cuando ya tengamos todas las patatas fritas, colocaremos poco a poco en un recipiente para horno de cerámica o vidrio, tipo pírex. Vamos haciendo capas, una encima de la otra hasta que terminemos.
  5. Le echamos por encima bien repartido beicon a tiras previamente dorado con un poquito de aceite en una sartén.
  6. Echamos por encima la bechamel, repartiendo por todos los huecos.
  7. Esparcimos el queso, bastante, por toda la superficie
  8. Colocamos en el horno, previamente calentado a 180-200 º durante 20-25 minutos. Fuego arriba y abajo.
  9. Cuando pase el tiempo, pasamos a la opción de gratinar, tres minutos más o menos. Ahí no digo nada, sólo os aconsejo que si no conocéis bien vuestro horno las primeras veces os pongáis al ladito, hasta que se haga. Así conseguiréis saber el tiempo. No os separéis mucho del horno cuando esté gratinando ya que se quema muy rápido.

Bueno, ya está todo dicho. Espero que os haya gustado la receta de hoy. Un besito y hasta luego!



14 comentarios:

Virginia dijo...

Que delicia!!!! Un acompañamiento perfecto para carnes o un plato delicioso

Alba dijo...

María José!ya era hora de verte el pelo!!!jejeje.Esta entrada de acompañamiento patatil me gusta, pero más aún la de abajo del brócoli, que no la había visto...es rica, rica!!!Tiene muy buena pinta!!!
¿Qué tal todo? Espero que estés más descansada!!En Bilbao hoy hace un día muuuy desapacible...jo!
Un besote!

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Desde luego tienen una pinta fenomenal.... hasta para tomarlas de primero.

Besos y buena semana,

ANA dijo...

Que ricas las patatas y condimentadas como éstas todo un placer. Besos!

Ana de: 5 sentidos en la cocina

Raquel dijo...

Es una estupenda idea para acompañar cualquier plato, me la apunto.

mar dijo...

estupenda receta!! rica combinación mmm

Amparo dijo...

¡Que ricas! Me encantan este tipo de platos.
Abrazos.

Delicias y Senderos dijo...

Niña he estado unos días sin internet y me había perdido tu invento. Està sensacional, me imagino tus amigos se fueron contentísimos, no?

Un besote enorme y es bueno tenerte por aquí!!!

Arham dijo...

Parece una tarta con papas, pero la verdad que seguro que esta buenísima así gratinada con bechamel y bacon, increíble ese sabor..
Saludos

Maria José dijo...

Gracias por vuestros comentarios... Por aquí vamos haciendo. Mucho frío, bueno, no nos podremos quejar, que aún está lo peor por llegar... sólo pido que pase pronto... por favor!!!! a ver si me animo un poco y pongo otro platito nuevo... A ver qué se me ocurre...
Besos y miles de gracias por aportar vuestro granito de arena al blog... Sois fantásticos!!!
María josé

Raquel dijo...

Maria Jose el cacao Valor te vale, es igual de bueno. La pasta de avellanas l a compro en enjuliana pero con extracto de vainilla te va a queda igual de rico y denso, solo le cambia el sabor un poco.

Maria José dijo...

Gracias Raquel por tu respuesta tan rápida... Besos!!!!

Silvia dijo...

Super sencillo y rico no, lo siguiente. Este tipo de platos me conquistan siempre.

Besos.

cessione del quinto dijo...

Madre santa que plato màs rico, es una buena combinaciòn la patata con el bechamel ,super deliziosa,gracias por compartir esta excelente receta.Un beso.Teresa deesercito italiano