domingo, 7 de febrero de 2010

Corazón de tortilla de atún


Lo fácil que es dibujar la sonrisa de un niño en su boca. El sonido de una carcajada infantil sincera e inocente hace que en mis labios aparezca otra de gratitud. Es bonito mirar a un niño y por un momento ver que es feliz, y si ese niño es tuyo qué menos. Por ello le he querido sorprender con una cena diferente. Una simple tortilla de atún convertida en divertidos corazones. No tiene nada del otro mundo, tan sólo hacer la tortilla y con un cortapastas darles la forma.
En esta semana de “enamorados” por qué no demostrarle también que a ella la quiero. Sé que no hay que esperar a un 14 de febrero para decir TE QUIERO, pero como el año pasado hice una semana “temática” en esta ocasión me siento otra vez con ganas y aprovechando que es mi semana de relax, iré poniendo alguna que otra receta con motivos de corazón…
Este, el primero para mi niña, que cada día que pasa más alegre me hace la vida. Todos los padres sentimos que nuestros hijos son los mejores, y es que como un abrazo y un beso de estos pequeños enanos, a esa edad, son los que más aprecio pues sé que son de verdad.
El año pasado fui intercalando letras de canciones en las recetas, este año he pensado acompañar la entrada con un pequeño tráiler de las películas de amor que me han hecho estremecer, poner los pelos de punta y en ocasiones imaginar ser la propia protagonista.
En esta ocasión, quisiera mostraros un trozo, el más intenso que viví, el que aún viéndolo, por séptima o octava vez mi estómago se rebota, mi respiración se corta y Edward Norton se convierte por un rato en mi amor platónico…
Para los que hayáis visto la película no sé si habréis sentido una emoción parecida. Después de tantas películas de acción, misterio y poco creíbles por fin pude ir al cine a ver una novela, “como las de antes” Es una historia de las que el amor surge poco a poco, sin prisas, dejando atrás orgullos y maduran al mismo tiempo. Mezclan el romance con la situación que vive el país donde fue rodada, un poco de historia para no empalagar al espectador. No quiero contar más pues creo que es una historia simple, sin muchas complicaciones que como empiece a relatar no paro.Para el que no lo haya visto y crea en el amor verdadero…, la recomiendo.
Mirad el tráiler y luego me contáis…
El velo Pintado (escena que más me gusta)
El velo Pintado (Trailer)

9 comentarios:

Ivana dijo...

seguro que tu hija se lo comió encantada!
al menos yo lo haría!
besitos

Raquel dijo...

Es verdad que tenemos que decir mas veces "Te quiero" yo uso mucho los cortapastas para estas cosillas a los niños les encantan.. prueba con las patatas fritas con diferentes formas y los recortes para un puré que aqui no se tira nada.

Dolorss dijo...

lasonrisa de un niño es la mejor melodía del mundo!!!! con esos corazoncitos me imagino su carita de niña lista sonriendo y diciendo ohhhhhhhhh!!!

besos

Espe dijo...

que presentacion mas chula,pero mas me ha gustado la entrada..cuanta razon tienes...este pequeñin que está roncando ahora mismo a mi lado,cada dia me llena mas...ains

mesilda dijo...

Seguro que a tu niña le encanto el detalle...me gustan tus corazones y tu entrada....
Besets.

Margarida dijo...

Qué bonita cena, digna de una princesa!
Y de la peli... qué te cuento? Que a mí también me gusta ese tipo de películas, aunque tenga que estar todo el rato con el paquete de cleennex en la mano!
Un abrazo

Danae dijo...

¡Qué buena idea lo del cortapastas! María todavía es muy pequeña para eso, pero cuando le llegue el momento, seguro que lo hago... ¡Besitos!

Dely dijo...

Como se nota que llega San Valentín :-)
Un receta muy original, es increible como una receta tan sencilla, se convierte en algo especial con un simple cortapastas :-)
Un besín.

Gemma dijo...

Tens raó que és ben fàcil arrencar un somriure a un nen... només cal una mica d'imaginació i molt d'amor!