viernes, 17 de abril de 2009

Ensalada de Domingo con Huevo de Salmón


El pasado domingo tuvimos invitados en casa. No sabía qué iba a poner como primero. Fue un día muy especial. Me lo pasé muy bien a pesar de que los días previos y el nombrado apenas descansé, pero como lo hice con mucho gusto y cariño, no me importó.
Ese día creo que todo el mundo se lo pasó bien. Hubieron risas, conversaciones, de todo un poco. También era un día especial porque la novia de mi sobrino (el de la guitarra, para los que me conocéis de hace tiempo) vino por vez primera. Yo estaba algo nerviosilla, pues quería causarle buena impresión, jeje Aún no me hago a la idea de que tenga novia..., ni de que ya tenga el carnet de conducir..., ni muchas cosas más... Pero bueno, qué le vamos a hacer... Una ya se va haciendo mayor y lo único que me hace pensar en ello es el verlos crecer, ver cómo se convierten en hombres. Pero bueno, que eso es de lo que se trata en esta vida, a eso hemos venido.
Pues al final, el día anterior, me dije..., algo fresquito aunque el tiempo no acompañe ya que de lluvias hemos estado bien servidos. Preparé unos aperitivos y este plato.
Es una ensalada Primavera, que compro en el supermercado. Variedad de lechugas.
Me gusta comprar en bolsas porque ya vienen troceadas, limpias y sobre todo secas. Pero he de reconocer que cómo una lechuga de "toda la vida" no hay nada, lo único es que como en casa no la comemos todos los días se me pone mala. Si alguien conoce un truco de conservación, que me lo diga, por favor.
Con ayuda de un aro de emplatar coloqué un poco de ensalada previamente cortada con tijeras (las pongo en una ensaladera y con la tijera de la cocina voy cortando) luego unas cuantas gambas peladas. Vienen ya listas para consumir. Son las que ya están hervidas con un toque de sal.
Otro poquito de ensalada y unos trocitos de tomate Cherry, que en este caso le he puesto unos tomatitos que ahora no me sale el nombre, son casi de color negro, pero casi, de un verde muy oscuro.
Otro poco de gambas y más ensalada.
No le puse ningún vinagre ni aceite porque no conozco aún los gustos exactos de los comensales, así que dispuse en el plato dos hilos de salsa, una rosa y otra salsa de yogurt. Las dos compradas, no las hice yo. Supongo que si las elaboramos nosotros salen más buenas, pero ya tenía suficiente trabajo yo.
Encima de la ensalada, puse queso al horno (Queso mozarella rayado, en la bandeja de horno con papel vegetal, esparcí un paquete de 100 gr. por la superficie. Calor arriba y abajo a 180º hasta que vi que se tostó, no calculé tiempo..., 5 minutos. Hay que vigilar que se quema) Y encima queso Grana Padano rayado.
Como complemento puse hojaldre con queso, y es por una razón. Este San valentín vi en el blog de Alegna "La casita Verde" unos servilleteros realizados con hojaldre, comestibles que me llamaron la atención. Así que los hice con los moldes de los que disponía, en forma circular. Cómo me sobró el centro, los puse con huevo pintado y queso rallado. Los servilleteros con huevo pintado y semillas de amapola. Aquí no se tira nada, jajaja
Y otro complemento, huevo de salmón...
En unas cubiteras de semi esfera puse salmón ahumado forrando las cavidades y queso de untar a las finas hierbas. Lo puse en el congelador hasta que se puso duro. Lo saqué a la nevera media hora antes de servir. Lo dispuse en esos cuencos de plástico tan monos que veis (nada más verlos me enamoré de ellos..., si os gustan, están en Carrefour. Mirad de que estén los 20 porque cuando me puse a utilizarlos sólo me venían 16 o por ahí..., no sé..., la gente que tiene esas manías, pero ahora que pienso, creo que estas navidades ya os lo he contado... Bueno, que me repito, jejeje) Y para adornar, huevo hilado (yema de huevo con un sabor dulce) y huevas de lumpo (sabor salado tirando a un poco amargo. No sé si mi descripción es la correcta... yo como catadora no sirvo) y listos...
Bueno, como sé que me están leyendo las personas que vinieron a casa, desde aquí aprovecho para decirles que gracias por haberme hecho pasar uno de mis mejores días y que espero que pronto se repita, aunque sea, para comer pipas. Un beso para ellos con todo mi cariño.

4 comentarios:

Zerogluten dijo...

Hija muy rico el menú. Muy cuidado y con mucho cariño que es lo fundamental. Igual algún día soy yo la invitada, no?
Besitos sin gluten

Juan dijo...

María José, si llego a saber el menú que habías preparado me apunto jj. Me ha encantado. La novia de tu sobrino tuvo que salir alucinando jj, seguro que volverá más de una vez, iría hasta yo sin dudarlo.
Saludos

Ivana dijo...

Quien te lea,pensara que eres una abuelita! y no te queda nada por descubrir y disfrutar!!! Seguro que impresionaste a la novia, al novio, a tu mario yatosssss!!
besazos

Dolorss dijo...

Pues no eres artistaza ni nada, tu!!!
Que ensalada más deliciosa, claro, de domingo, por supuesto.
Y el servilletero? que rico.
Nada, nada, tu sigue preparando comidas especiales que los demás también las disfrutaremos.
Un petó.