viernes, 11 de julio de 2008

Ya se ha terminado...

Sé que este blog es de cocina, y de eso debe de tratar, pero también es cierto que me he desahogado bastante tecleando, publicando y recibiendo respuestas, comentarios... Sé que doy muchas veces la brasa, que hablo demasiado. La gente de mi alrededor, la que me sufre a diario a veces me soporta y de otras me dicen que no callo ni debajo del agua. Es mi manera de ser. Muchos años he estado recluida en una mente timida y sin apenas voz. Todo me parecía bien, a todo el mundo le caía fenomenal, hacían conmigo lo que querían, no me iba nunca a quejar. Pero esa tontita de Maria José un día se cansó. No dejó de ser tontita, si eso significa ser sensible, llorar con los problemas de los demás y no ver los suyos propios. Intentar alegrar al que lo pasa mal, hacer el payaso e intentar arrancar una sonrisa, y cuando lo conseguía, esa era su mayor alegría. Por ello soy tonta? Por eso la gente no me toma en serio muchas veces? es por ello que hay gente de mi alrededor que no me ve con otros ojos ?
Pido perdón cada vez que me pongo en medio o cuando algo no entiendo y quiero que me lo expliquen. Doy las gracias por dejarme pasar en la cola del supermercado y lloro cuando la Belén esteban sale por quinta vez contando sus penas. Soy rara?, por ello no merece la pena que me conozcan?..
Hay personas de mi alrededor que no quieren ver más allá de sus narices. Se conforman con lo que ven siempre y no aprecian mi cambio. Me ven de la misma manera que cuando tenía 18 a cuando tengo 31. Ya me he cansado de ir detrás de ellos, de darles lo mejor de mi cuando el cariño no ha sido devuelto. Me duele mucho pensar así, pero no lo voy a ser más. El trato que he recibido de ellos es como el de la vecina del quinto... Pues así seguirá, pero ahora de verdad. Si aún continuas leyendo, tal vez estes bostezando y no sepas de qué hablo... Pero yo si lo sé y no me he vuelto loca.
Me ha dado el puntillo después de leer el post de Ana de "A las 3 de la tarde" Si lo leeis, tal vez sigais sin entender nada, pero para el que aún esté aquí, os pido perdón, pero necesito desahogarme, y esta es la única manera. Podría escribir en mi ordenador y deajarlo guardado en mis documentos, pero es un engañabobos. Podría mandar emails... Pero a quien irían destinados?.. Esta es mi mejor opción.... Y si siegues aquí, te pido perdón....
Sé de lo que hablo, y tiene relación con lo que viene ahora...
Quería decir, para las personas que me siguen desde el principio que por fin, el pasado día 08/07/08 mi madre ha terminado con su tratamiento. Le han dado para la próxima visita en noviembre. Si todo marcha bien nos iremos al pueblo a finales de mes. Regresaremos nosotros en dos semanas y ellos hasta la hora de la próxima visita si todo marcha bien.
Aún no sé lo que ha pasado. Todo empezó por noviembre o octubre. Se notó algo raro en el pecho y en dos semanas le dijeron lo que tenía. Las reacciones fueron (buf, qué pasa? pero... no puede ser...) A partir de entonces, todo fue como una maratón. La operaron, la quimio, la radio... Sin dejarla descansar. Delante de ella yo ponía cara de "aqui no pasa nada". Las pruebas iban saliendo bien, todo lo aceptaba de maravilla. Ella en vez de quejarse, al contrario, me daba animos a mi, porque es la única persona que me conoce de verdad. Pero yo no me hundía. Llegaba a casa y soltaba alguna lágrima que otra. Me sentía culpable, mal. Era mala. No lloraba lo suficiente como cuando veía noticias desastrosas en la televisión... Pero yo estaba triste... Pero no lloraba como siempre hago... Tal vez era porque cada vez que veía a mi madre estaba sonriente... Hasta un día que después de la tercera sesión de quimio cambió por completo. Se derrumbó en mitad de la carrera. Lloraba a todas horas, se preguntaba qué había hecho mal... Pero yo no lo veía. Era mi padre que me lo contaba todo, porque yo era la persona en la que podía desahogarse. Él ha sido el gran apoyo de mi madre para todo. Yo no he hecho nada...
Por suerte, todo está saliendo de maravilla. Mi madre va recuperando poco a poco las fuerzas.
Y ahora? por qué estoy tan triste? si todo ya ha terminado..., de momento...
Dicen que cuando pasa algo malo, en medio del estrés no te enteras de casi nada, pero cuando llega la calma todo se complica emocionalmente. Pero por qué me siento culpable de sentir esto? si en verdad no he hecho nada... He estado todo lo que he podido a su lado, pero no las 24 horas... Me siento rara. Estoy muy feliz y contenta, ella está feliz y no me echa en cara nada... por qué me siento tan culpable?..
De lo primero, ahora, mientras escribía, le he estado dando un poco al coco. Tal vez, estoy algo sensible o rara, como se quiera decir, y esperaba algo más de esas personas de mi alrededor. Algo que en verdad nunca había tenido, complicidad, amistad... Tal vez estoy pidiendo demasiado y no veo que los de mi alrededor están como siempre y que la única que ha cambiado he sido yo...
Bueno, si has llegado hasta aquí... Enhorabuena!, te mereces un premio bien gordo. Un beso y hasta pronto... No sé si la final lo publicaré..., pero si lo has leido... Es que he dicho... Lo hecho, hecho está...

9 comentarios:

cibercuoca dijo...

Felicidades, has crecido.
Un abrazo a tí y a tu madre.

Ivana dijo...

La verdad es que no hay palabras!!! No eres rara! A veces cuando te comportas o reacciones de forma que la gente no está habituada, expresando lo que sientes de verdad, actuando conforme a tus convicciones... o que ell@s piensan que no es lo "normal" lo más fácil es que te tachen de RARA. Tranquila Bienvenida al Club de ¡RARAS!
Besitos y no olvides nunca de decir lo que sientes, no somos perfectos!! Felicidades!

PimientayChocolate dijo...

raro, para mi, es el que dice hace y actua igual que todos para no parecer raro, el que no puede escribir y decir realmente lo que siente, y estas palabras escritas hoy dicen la persona sensible que eres,todo lo demas, no hagas caso.

un beso, daniela

Perenken dijo...

Hola Maria José!
Me ha sorprendido mucho las cosas que cuentas... yo descubrí tu blog un poco tarde así que no sabía nada de lo que le pasaba a tu madre y lo siento muchisimo de corazón, espero que se recupere lo antes posible.
Yo no tengo más que 25 años, pero algunas cosillas me han tocado vivir y te digo que lo mejor para estar feliz con uno mismo es sentirte bien contigo misma, sin importarte lo que piensen los demás, en esta vida hay gente para todo, buena, mala, egoista, caprichosa, amable... así que lo mejor es aprender a convivir con ello y quedarte siempre con lo mejor, con lo que más te convenga, ya que la gente puede ser muy buena... pero tambien muy cruel y eso nos toca aprender a vivirlo a base de experiencias.
¿Lloras viendo una peli? Y quein no! ¿Eres sensible y te preocupas por los demás? Que tiene eso de malo! No cabe duda que detrás de la pantalla se encuantra una gran mujer, sensible, cariñosa, amable y muy buena gente, así que si la gente no sabe apreciarte... pues que le den.
Por experiencia te digo, que ante una enfermedad, lo mejor es tener una buena familia y estar siempre muy unidos, así siempre se sale para delante. Habra momentos tristes y delicados, pero otros de gran emoción y afecto y esos son los que mejor saben cuando llegan, así que espero que todo vaya bien y que pronto puedas sonreirle a la vida como te mereces.
Un enorme beso, Jonay!

Dolorss dijo...

Mº José, que bueno es desahogarse, ¿verdad?,. decir lo que uno siente en este monento aunque luego piense que quizás no tenía que haberlo hecho.

No me gusta hablar de mi, me parece que ya te lo comenté, pero si te diré que llevo 6 años muy, muy malos. La vida me ha dado palos y siempre pienso que no quiero que me los de mayores, ya tengo bastante, pero dentro de todo pienso que podría haber sido peor.

La vida es una carrera de obstáculos y a veces te hacen saltar aunque no tengas ganas.
¿Sabes que es lo mejor? el saber que tienes alguien a tu lado que sin decir nada, con solo un apretón de manos y una sonrisa te demuestre que te quiere (eso eres tu para tu madre)
El que está al lado se siente impotente de no poder hacer más y te aseguro que no tiene que ser así.

He estado en los dos lados, he sentido impotencia de no poder hacer más y he estado agradecida por lo que he recibido.
No ha habido término medio , cuando acompañaba terminó mal y cuando recibía salió bien (salvada por la campana).

Saca todo lo que sientas dentro pero nunca en la vida te culpes por no poder hacer más, haces de sobra.
Y un consejo, cuidate, mimate y deja que te mimen que también te lo mereces.
Un besazo enorme.

JULIA dijo...

Joooo… has hecho que me emocione con tus palabras. Me alegro mucho que haya salido todo genial.

Tú tonta? tu tienes un par de cojones, poca gente en tu situación hubiera llevado taaan bien, lo que tu has llevado sin venirte abajo.
No te sientas culpable por nada, supongo que Marina ha sido un gran apoyo y por eso no te has dado cuenta que has estado 100% al lado de tu mami.
No te sientas rara por “culpa” de la gente de tu alrededor, y nunca esperes nada de nadie y si lo haces, hazlo sentada.
Aprovecha de esos días en el pueblo desconectando de todo y de todos y disfruta de tu madre que aun puedes.
Ah… no tengas rencor a nadie, el rencor se clava en el alma y tú sufrirás más que ellos.

Nos vemos poquito, y suerte que tenemos el blog… pero no soy hipócrita…. te lo digo de corazón. Que has podido y puedes contar conmigo para lo que quieras.
A veces en situaciones tan serias, no sabes si haces bien preguntando o no…

Te mando muchísimos ánimos

tartasacher dijo...

Hola María José:
Soy yo la de siempre, la de los mil postres. Bueno, qué entrada más apasionante y emotiva. Me veor reflejada en muchas de tus circunstancias, ya que yo he vivido esta situación con mi madre, y no sólo esta, sino otras muchas pues le han pasado cosas tremendas, que sería demasiado largo contar. Pero todo lo hemos ido superando poco a poco. El año pasado por estas fechas estuve a punto de perderla. Estaba ingresada y muy grave, y hoy está aquí conmigo y con la familia. Yo también soy como tú RARA o RARÍSIMA, valoro mucho las pequeñas cosas, me gustan los detalles, hacer felices con poco a los demás. Por diferentes motivos lo hemos pasado muy mal, pero los malos ratos se olvidan y quedan los buenos, eso te lo aseguro. Así que mucho ánimo y verás como todo va saliendo bien y a la gente que no te entiende o no quiere entenderte pues ya sabes. A mí me ha pasado y con alguna persona muy cercana, pero bueno la vida como decían en una película es una caja de bombones y nunca sabes el que te va a tocar, aunque a veces en algunas familis tocan muchos de chocolate demasiado amargo. ya vez quizás por ello lo intento endulzar todo un poco. Bueno besotes miles, miles, miles
y dale algunos, por supuesto a Marina.

cerise dijo...

pues si, he llegado al final de tu post , lo he leido hasta el final, no nos conocemos pero es como si estabas a mi lado y te estaba escuchando. Es necesario desahogarse, de la manera que sea.
Un abrazo con mucho cariño para ti y otro para tu madre.

Maria José dijo...

Gracias a todos los que han llegado hata el final... A partir de ahora, mi vida va a continuar. Llevaré en mi mente estos días pasados, pero emprendo un camino con más fuerza y otro punto de vista. No pienso perder esa inocencia (tontería, payasada, estupidez, nombrada por otros) porque eso es lo que me identifica. Soy así, no puedo ni quiero cambiarlo y a quien le guste puede pasear junto a mi y al que no, que se aparte del camino que tengo prisa por llegar a mi destino... Besos a todos y un abrazo fuerte... Y a esas personas que se han comunicado conmigo por email ... gracias por todo, me habeis ayudado mucho, y como bien sabeis, la vida no es fácil y no hay que malgastarla. Así que a vivirla y hacer lo que se pueda...